En este mundo tan acelerado y competitivo es normal que sintamos que las fuerzas nos fallan y que creamos que vamos a colaxar de un momento a otro. El estrés, las preocupaciones, las angustias y otros males tan característicos de la era moderna socavan nuestras fuerzas y nos "bajan la nota"; no obstante hay otras fuerzas que hacen que bajemos nuestro rendimiento.

Problemas de tiroides: Afecta en mayor grado a las mujeres, sin embargo los hombres también pueden ver mermadas sus fuerzas debido a que está glándula comienza a fallar en la producción de hormonas, indispensables para el rendimiento mental y físico.

Problemas de corazón: ¡Ojo con la fatiga crónica! Cuando el corazón falla se presenta una obstrucción en las arterias que hace que la sangre no fluya con normalidad, lo que se traduce en cansancio y fatiga.

Déficits vitamínicos: anemia, anemia por falta de hierro, falta de vitamina b12.

Las enfermedades metabólicas, problemas hormonales, trastornos del sueño o causas psíquicas pueden ser la explicación del agotamiento que hace que bajemos nuestro rendimiento en las distintas esferas de nuestra vida. No dudes en visitar a tu médico para descartar algún factor de consideración.

Conoce más visitando mi sitio fuente: http://saludydelirio.over-blog.com/