Detrás del dolor, una enseñanza



Nuestros corazones se han visto acongojados con la tragedia de los 21 Chilenos que perdieron la vida en aquella hermosa isla. Sin embargo meditaba en lo que sucedió...

Eran personas generosas, sencillas, al servicio de los demás, humildes de corazón.

Y se viene a mi mente el ambiente que estaba viviendo últimamente el país. Un caos, un país sumido entre protestas (justas o no, dependiendo de las prioridades y desde el punto de vista de cada quien), violencia, mucho descontento, mucha arrogancia, muy falto de humildad, donde palabras iban y venían, sin diálogo, sin puntos de encuentro, Un país Dividido.

Y veo la grandeza de Dios en toda esta tragedia. Mirémonos ahora, ¿Qué cambió?

Hoy...... afloran los sentimientos, la hermandad, el dolor, la solidaridad, y sobre todo... el amor…

Pienso que Dios nos habla día a día y me imagino que su propósito era este. Todos unidos como hermanos. Y nos muestra lo que quiere de nosotros. Nos muestra personajes queridos y famosos para que sean ejemplo para nuestras vidas.

Observen lo que hacía el empresario (Felipe Cubillos), ayudaba a su hermano mas desvalido. Felipe (Camiroaga) era generoso, alegre y hacía obras buenas siempre en silencio, Roberto (Bruce) también, solidarizando con el dolor de la gente , en cada nota que hacia por su trabajo, y , no dudo que, cada uno de ellos tenían grandes virtudes, y demostrado está en que murieron haciendo una labor social como lo es con la ayuda a quienes lo pasaron tan mal el 27/2, ... eso es lo que Dios Padre quiere de cada uno de nosotros...

Esto es lo que logro percibir como cristiana, como mujer, como una simple mujer que siente que es el momento de cambiar, de querernos mas, de unirnos mas de no olvidar que en un minuto se nos puede ir la vida, sin hacer nada por el prójimo, sin decir Te quiero, o simplemente sin ponerte en el lugar de quienes mas sufren...

Tal vez, si no hubiesen partido estas personas tan queridas y buenas, no hubiéramos logrado sentir lo que hoy sentimos. Es por esto que fueron ellos y no otros los escogidos para el propósito de Dios .Creo firmemente que detrás de una desgracia, de una situación muy, muy dolorosa existe una enseñanza y ésta es...... que nosotros aprendamos a vivir permanentemente en paz, en unión y que seamos imitadores de aquellos que partieron.