El AREA 51 siempre ha sido el centro de las conspiraciones que involucran la vida y la tecnología extraterrestre. Desafortunadamente, evidencia de vídeo falta en la mayoría de los casos. Esto es lo que hace que se destaque el vídeo de la entrevista de un extraterrestre.
Las fuentes sostienen que el vídeo fue sacado clandestinamente del AREA 51 por un hombre que se hacía llamar Viktor.
Se proporcionó poca información y el vídeo sin sonido plantea más preguntas. El ufólogo alemán Michael Hesseman afirmó haber tenido vínculos con Viktor. En 1989, Viktor le había dicho acerca de la recuperación de un platillo volador que fue derribado por la Fuerza Aérea de Sudáfrica. El extraterrestre en el vídeo "interrogatorio" fue uno de los tres sobrevivientes del accidente y el vídeo había sido grabado después de que fueron transportados a través del océano, hacia el AREA 51.
El video muestra a un extraterrestre con una cabeza grande y ojos almendrados negros detrás de un panel protector de vidrio. Está sentado en una habitación oscura, acompañado por dos hombres. Uno está vestido con uniforme militar, el otro parece civil. El hombre en uniforme es supuestamente un telépata militar y encargado de la comunicación con el extraterrestre.
El alienígena parece angustiado, un hecho corroborado por la existencia de varios dispositivos médicos de monitoreo de sus funciones vitales. Si el video es auténtico, estamos viendo a un extraterrestre lesionado, quizás afligido, siendo implacablemente interrogado por los militares. La autenticidad de la película fue a menudo puesta en duda, pero para todos los críticos, había dos personas convencidas de que era real.
Nadie sabe quién es Viktor pero en su declaración final dijo que temía por su vida. Afirmó haber trabajado como técnico en la instalación de alto secreto en Nevada. Un día, él se encontró con el vídeo durante la conversión de cintas a formato digital. Se las arregló para hacer una copia y sacarlo fuera del AREA 51.

También se afirmó que el video original tenía una pista de audio que fue removido para proteger la identidad de los militares vistos y oídos en el vídeo.

Los escépticos consideran que el vídeo es una falsificación y apuntan a la habitación oscura como evidencia de un engaño. Sin embargo, Viktor afirmó que esto se debió a que el extraterrestre era sensible a la luz.
Dieciocho años después de que fue lanzado por primera vez, el vídeo del interrogatorio al extraterrestre sigue reuniendo reacciones encontradas. No hay pruebas de que el vídeo fue falsificado y nadie ha dado un paso adelante para alegar el engaño. Y mientras que algunos desestiman el vídeo como falso, a otros les resulta angustiante verlo. Comparten la opinión del experto en OVNIs Robert Dean, quien calificó el vídeo de "convincente y real."