Desde los tiempos más antiguos el ser humano ha intentado comunicarse mediante arcaicos rituales con lo que actualmente conocemos como “Más Allá”, llegando esta técnica a evolucionar junto al hombre hasta alcanzar su punto más álgido dentro de la sociedad en el siglo XIX, denominando a ésta comunicación “espiritismo”.
Según el Doctor en Antropología José Luis Cardero, los muertos se han manifestado desde los tiempos más primitivos, cuando el cadáver de nuestros semejantes se introducía en un agujero, se le pintaba con ocre rojo, o se le ponía algún hueso de animal encima, manipulándolo así con éste tipo de costumbres para que no fuese peligroso, ya se pensaba que los muertos se podían comunicar con los vivos.
personas tan ilustres del siglo xix como el inventor del telégrafo y el fonógrafo, tomas alva edison, o el inventor del teléfono, alexandre graham bell, estuvieron trabajando en la construcción de un aparato para comunicarse con los muertos.
La metascience Fundation, llegó a la conclusión, tras algo más de una década de estudio, sobre éste fenómeno, que la energía que se mueve en ese otro lado, no pertenece a los niveles del electromagnetismo que conoce nuestra ciencia actual. Y que para captar o detectar esa energía, es necesario crear unos transformadores que, acoplados a nuestras grabadoras, micrófonos o altavoces, sean capaces de hacer de descodificador o interfaz, entre la energía que utilizan nuestros aparatos electrónicos y la que se emplea en ese mundo desconocido, desde donde provienen esas voces.
La metascience fundation, había elaborado diferentes sistemas, investigados por sus miembros, de ellos sólo uno había dado resultados asombrosos, facilitando largas conversaciones. El sistema utilizado era conocido como el Mark IV, que funcionaba aportando una constante portadora de trece tonos, que en ocasiones podían ser modulados con suma facilidad desde el otro lado. Sin embargo, para que éste sistema funcionase bien, era imprescindible añadir la presencia de un médium psíquico, que aportara también su energía, siendo ésta compatible con la energía proveniente del otro lado, ya que, si no, el sistema no terminaba de ofrecernos los mejores resultados. Según la Metascience, es muy difícil encontrar a un médium psíquico capaz de aportar una energía compatible y suficiente, para establecer una buena comunicación con el mundo espiritual. Por lo cual han experimentado con cristales de Cuarzos a lo largo de varios años, buscando compatibilizar ambas fuentes energéticas, la del mundo de los vivos y la del mundo de los muertos.
el año 1.982, el técnico en electrónica bill o´nell consiguió un sistema eficaz de comunicación con el mundo de los muertos. “el spiricom”, con el cual consiguió registrar más de 20 horas de conversaciones con el más allá.
Como le habían comunicado a Bill O´nell desde ese otro lado, la comunicación fue cada vez más débil hasta que terminó por perderse el contacto a mediados de los años ochenta, sin embargo, durante estos años, el inventor del Spiricom, llegó a registrar veinte horas de conversaciones con ese supuesto más allá
Y como siempre, creer o no creer es una cuestión muy personal.