Los miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), reunidos hoy en Quito en sesión extraordinaria para tratar la catástrofe de Haití, tras el terremoto del pasado día 12, solicitaron condonar la deuda a ese país, coordinar la ayuda que se presta y solicitar créditos para su reconstrucción.

El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, quien ejerce la presidencia pro témpore de la Unasur, formuló un llamamiento a los acreedores internacionales para que condonen la deuda externa de Haití, como una de las medidas para apoyar a esa nación caribeña.

Asimismo, consideró "prioritario" el envío de una delegación a Haití conformada por organismos de planificación para respaldar las acciones que se requieran para la reconstrucción de las infraestructuras, con recursos humanos, físicos y financieros.

Correa convocó también a los Estados miembros de la Unasur a eliminar temporalmente las tarifas de importación para productos haitianos exportables, siempre "en la base de las prioridades que establezca el Gobierno haitiano".

A su turno, el presidente haitiano, René Préval, pidió la ayuda a los miembros de la Unasur para reconstruir las infraestructuras viales, la agricultura y el sector de la salud, y habló de la necesidad de la "refundación" de su país, porque "no hacerlo ahora sería un error histórico".

En lo inmediato, Préval solicitó el envío de carpas, además de la ayuda a medio y largo plazo, y recordó que ahora mismo, en su país, hay millones de personas que no tienen techo.

En su intervención, el presidente peruano, Alán García, propuso que la Unasur avale un crédito de unos 200 millones de dólares para Haití, que podría otorgar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"Perú está dispuesto a aportar hasta 10 millones de dólares para reconstrucción de escuelas y para agua potable permanente" en la zonas en las que el Gobierno de Haití decidan e indicó que "desde este momento liberamos de todo impuesto o arancel cualquier importación agrícola o industrial que pudiera hacerse de Haití hacia el Perú".

Además, se sumó a la iniciativa de Correa de condonar la deuda externa de Haití.

A su vez, el gobernante paraguayo, Fernando Lugo, sugirió que se forme una secretaría técnica con expertos de los países, para que planifique el apoyo de la región en la reconstrucción y el futuro de Haití, sometida a las solicitudes que tenga el Gobierno haitiano y propuso la conformación de una Brigada de Solidaridad de la Unsaur para afrontar los desastres.

El mandatario colombiano, Álvaro Uribe, incidió en la solicitud de créditos a organismos multilaterales, que Colombia se comprometerá a pagarlos para invertirlos exclusivamente en Haití y destinarlos a "proyectos multilaterales" y "al proyecto específico que Colombia" desarrolle en Haití.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, a su vez, pidió que toda la ayuda y los recursos que los países regionales ofrezcan a Haití, tras el sismo del pasado 12 de enero, sea canalizada por el Estado caribeño.

Linera apuntó que trabajar por recuperar la institucionalidad en el país caribeño es "imprescindible" porque "la vida de la sociedad civil y del Estado es tan importante como la vida de sus habitantes".

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, quien disculpó la ausencia en la reunión del presidente Hugo Chávez, propuso que la Unasur establezca un sistema de reserva alimentaria en Haití, y recordó que en el marco de la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba) se han llevado 7.000 toneladas de alimentos.

También puso al servicio de las necesidades, una flota de barcos con capacidad para carga de hasta 5.000 toneladas de maquinarias y alimentos.

Por su lado, el canciller argentino, Jorge Taiana, destacó que Haití aún requiere ayuda inmediata para afrontar la emergencia y que por ello se debe pensar en coordinar la ayuda que vaya directamente al pueblo haitiano.

El viceministro uruguayo de Relaciones Exteriores, Nelson Fernández, indicó que su país podría proveer de generadores de energía.

Marco Aurelio García, delegado del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró que la ayuda de la Unasur tiene que ser "más efectiva" y que el organismo debe elaborar una "ingeniería política", para que todo su esfuerzo vaya al fortalecimiento del Estado haitiano.

El delegado presidencial chileno, Juan Gabriel Valdez, señaló que la Unasur debe enfocar sus acciones de apoyo a Haití con las Naciones Unidas y afirmó que Chile podría enviar inmediatamente a Haití unas 2.000 carpas, como un aporte para las 200.000 que solicita el Gobierno de Puerto Príncipe.

El jefe de Estado de Ecuador convocó esta reunión a la que asisten los presidentes de Haití, Colombia, Perú, y Paraguay, además de los representantes de Argentina, Chile, Venezuela, Brasil, Uruguay, Bolivia, Surinam y Guayana.

También participan el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y el delegado del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ciro de Falco.


Código:
http://www.adn.es/politica/20100209/NWS-2991-Unasur-Haiti-coordinar-creditos-condonar.html